Sentirse libre, III

Esta penúltima entrada con los textos de los miembros de los clubes de lectura formados en el Centro Penitenciario Granada – Albolote, que fueron leídos públicamente durante el encuentro final celebrado en junio, pone de manifiesto una vez más la trascendencia de la lectura en las vidas humanas. Cuando se leen los testimonios de lectores y lectoras en circunstancias tan penosas como las de una prisión nos damos cuenta de que tiene sentido asociar la lectura a conceptos como refugio, libertad, aliento, evasión, esperanza, reflexión… Dejan entonces de ser palabras vacías puestas en boca de tantos defensores de los libros que ni leen ni creen en lo que dicen para adquirir de pronto su más puro significado.

***

Estas lineas quiero dedicarselas a las voluntarias del club de lectura: Stefania, Magali y Sara.

Quiero en nombre de mis compañeros del Modulo 13 y mio darles las Gracias de todo corazon por la gran labor que estan haciendo en el Modulo 13 y en concreto en todo el centro penitenciario.

Gracias por compartir vuestro tiempo con nosotros. Dicen que el tiempo es oro por lo contrario para nosotros el tiempo presente es enemigo y gracias a vosotras habeis convertido nuestro mal tiempo en un tiempo precioso, habeis conseguido que esperemos con impaciencia que llegue el viernes a las diez de la mañana para delitarnos con vuestra presencia. Sois un soplo de aire fresco para nuestros pulmones.

Gracias por romper las barreras inexistentes entre nuestra mente y la libertad a traves de los libros.

Gracias por hacernos ver que aun queda gente con voluntad y muy buen corazon que se molestan en hacer una buena accion para con las personas que lo necesitamos.

Y quiero terminar con el agradecimiento para mi mas importante. Gracias por hacer que el tiempo que estais con nosotros yo me olvide del sitio donde estoy y conseguir que mi mente vuele en libertad.

Gracias.

*


Queremos ofrecerles nuestro mas sincero agradecimiento a los miembros del club de lectura por regalarnos estos momentos de libertad, que han sido auténticamente mágicos para nosotros. En estos días en que todo el mundo va tan acelerado nos habéis brindado vuestro tiempo, paciencia, generosidad y vuestro cariño. Nosotras desde nuestra posición, os sabemos agradecer como nadie todos estos detalles que han supuesto poder evadirnos de alguna forma de esta situación tan dura en la que nos encontramos. Por todo ello, no encontramos palabras suficientes para expresar nuestro profundo agradecimiento y simplemente podemos decir gracias de corazón.

Hacemos también una mención especial para Stefania ya que a pesar de su avanzado estado de gestación sigue prestándonos toda su atención semana tras semana.

Chicas del club de la lectura módulo 10.

*


Experiencia de los clubes de lectura


Para mí ha sido un refugio para abstraerme de la realidad que vivimos. La lectura y los clubes de lecturas han sido para mí enriquecedor, poder compartir con compañeros y los monitores universitarios que están llevando a cabo la actividad. Todo esto me ha hecho reflexionar, conocerme mejor al haberme planteado una serie de interrogantes, y la búsqueda de respuestas que hacen crecer y madurar cada día como persona.

Suscribo aquella declaración del escritor “Sergio Pitol” que decía:

“Una sociedad que no lee, es una sociedad sorda, ciega y muda”

Anónimo.

*

El club de lectura es una experiencia nueva en mi vida. Los compartimos varios compañeros y analizamos varios libros cada uno con su temática y su historia. Siempre comprendemos de los comentarios, tanto de los libros como de los compañeros porque comparamos nuestra vivencia y es una experiencia única, que enriquece el alma y la mente.

Se pasa del tiempo ocupado en algo tan bueno y provechoso como es un libro. Nunca se debería considerar el estudio de un libro como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundos de los saberes. Los libros son grandes guardianes de los tesoros del género humano. En los libros está el alma de todo el tiempo pasado.

Anónimo.

*


Por fin alguien nos tiene en cuenta, ante todo agradecer a todos los miembros del club de lectura por traer un soplo de vida y libertad  a través de la lectura, hacernos sentir tantas cosas, esperanza, ilusión, poder alcanzar si queremos, tantas cosas bonitas, poder cambiar impresiones, dialogar y en mi caso retomar algo que tenia olvidado y que tanto me esta sirviendo, sobre todo ahora. Todos estos días he experimentado tantas cosas que tenia dormida, pues me he sentido como una heroina, como princesa y como cada personaje del cual tratase el libro y sobre todo ilusionarme.

Por todo esto quiero daros las gracias, por hacerme sentir libre entre rejas.

De corazón gracias.

R. S.