Sentirse libre, y IV

Con las reflexiones que siguen, finalizamos la publicación de los textos que los lectores y lectoras de los diversos clubes de lectura del Centro Penitenciario Granada – Albolote leyeron en el acto de clausura del curso pasado. Fueron declaraciones espontáneas, sinceras, íntimas que, leídas ahora todas seguidas, constituyen una lección de autenticidad y hondura sobre el significado del acto de leer. Nada en sus palabras suena a impostura u oficio. Por el contrario, lo que dijeron era fruto de su experiencia, respondía a sus más profundos sentimientos.

¿Quién puede dudar de que la lectura hace pensar, mueve las emociones, hace concebir esperanzas?

Dentro de unos días comenzará un nuevo ciclo.

*

 
Buenos días, compañeras del club de lectura, en primer lugar agradeceros a todos y en especial a los monitores, por dedicarnos este tiempo que podrían estar en otro lugar mejor y están aquí compartiendo nuestros momentos, y también a todas las compañeras que formamos esta actividad; bueno en segundo lugar no soy una mujer de muchas palabras, pero os contaré lo que esta actividad me hace sentir, para mí leer un libro y tenerlo en la mano es el mejor amigo que puedo tener en estos momentos, el que me hace reír, llorar y sentir miles de emociones diferentes, cada persona lo vive de una manera diferente, según las emociones y vivencias de cada uno. Cuando leo un libro, me meto en el personaje por completo y con la imaginación vivo las aventuras, el miedo, los sueños, etc.

Paso las páginas devorándolas con mis ojos, mi corazón y mis ilusiones, a veces no siento estar donde estoy, uno de los libros que más me han gustado son ‘las palabras que curan’, pues quien me iba a decir a mí que un libro me iba a aportar tanto en estos momentos de mi vida, ahora que se me paró, poder compartir con los demás las emociones y emocionarte cuando alguna compañera cuenta su experiencia, estos momentos son mágicos, bueno os diré algunas de las frases que más me gustaron de este libro:

«No corras, no te preocupes, estas aquí solo de visita, merece la pena que te detengas a oler las flores»

Esta frase para mí tiene significado muy especial por el sitio donde estoy, pues me dice que esto es solo una experiencia más de la vida y aquí no me voy a quedar para siempre, y que aquí tenemos todo el tiempo del mundo para reflexionar sobre nosotros mismos, a crecer como personas en todos los aspectos.

Y otra que también me gustó mucho fue esta:

«Nunca es tarde para ser lo que deberías haber sido»

Esta es una frase que me encanta, pues es la pura realidad, pues sé que detrás de estos muros que aprisionan nuestros sentimientos podemos lograr que si lo proponemos todo lo que fuimos capaces de ser, por miedo, circunstancias de la vida, pues estar vivo es algo más que no estar muerto, así que ten valor de vivir porque morir eso lo sabe hacer cualquiera.

J. F.

*



Reflexión: Palabras que curan

Hoy me siento mejor. Puedo fumar sin marearme. Tengo vista al campo y hace fresquito. Me llevo bien con mis compañeras, se les toma cariño.

Tengo menos depresión y hoy no me he tomado la Paroxetina. He terminado de limpiar y he comido bien. He hecho las cuentas para mañana miércoles, ya me he gastado el dinero antes de tenerlo, eso se llama «miércoles».

Todo está un poco más relajado, hoy me he reído mucho con Incarni, ya habla y nos dicen «Pili, Mili».

Espero que mañana el día sea igual de relajante, tengo ganas de ver a mi familia y echo de menos muchas cosas, pero llevo bien el estar aquí.

He vuelto al cole, de alumna, me relaja mucho. He leído mi libro «las palabras que curan», estas vistas me relajan más. He de aclarar mis ideas, yo, yo y se queda algo yo.

Cada uno es artífice de nuestro día a día, y yo tengo que crear mi destino. Cada día que empieza es el primer día del resto de nuestra vida.

Siempre escribo para los demás, pero ¿Quiénes son yo? ¿Por qué no me dedico un poco más a conocerme? ¿Qué es lo que quiero para mí y que me hace feliz?

Reír, no tener problemas, solucionar uno y no deber de cargar todo a la vez. Dedicarme tiempo, tener planes cuando salga de aquí, disfrutar de los pequeños detalles, sacar lo bueno de lo malo, pintar, ver una peli, comer chocolate, tomarme un café y fumarme un cigarrillo con una buena chica, con una buena conversación.

Soñar despierta con cosas reales. Pensar en abrazar a mi hija. No tener miedo. Comerme un gofre con nata y chocolate con mis amigas, bailar, comer pipas en un parque, tomar mate con viejos amigos. Comer chuches con mis sobrinas. Ver la sonrisa de mi hija. Hacerle cosquillas a mi perro. Comerme un pincho con cerveza.

Estar en un encuentro familiar…

Tantas cosas me quedan de hacer y tantas haré mañana, porque el día a día aquí es una experiencia que vivo intensamente, para aprender. No te preocupes de cuando vas a salir, ya saldrás, párate a oler las rosas, no será tiempo perdido.

*


EN BUSCA DE LA FELICIDAD

En mi vida he encontrado muchos obstáculos que he podido saber superar con gran victoria. Mil veces he pensado en no volverme a equivocarme pero cada equivocación que he tenido me ha enseñado a superarme a mí misma. He conocido gente que cada una de ellas me ha enseñado algo que he aplicado a mi vida, no lo sé, pero he intentado hacerlo cada día aprender a ser mejor persona.

En estas cuatro paredes que invaden mi vida de un tiempo para acá, estoy aprendiendo a conocerme a mí misma, y antes pensaba que lo más importante era tener una buena posición económica, pero me he dado cuenta que lo que siempre he buscado es poder estar bien conmigo misma, pero no me he parado a pensar que deseo muchísimo el abrazo de mi madre, el beso de mis sobrinos, oler el aroma que desprende mi ciudad. En tantos años he carecido de tacto para saber que lo más importante para mí es estar al lado de mi familia.

Nadie más que yo sabe cuanto los añoro.

D. M. Z. Módulo 10

*

«Soñemos con palabras, lo que deseamos alcanzar con la realidad»

Mi experiencia en el club de la lectura ha sido increíblemente positiva y decisivamente encantadora. Gracias por darnos la oportunidad de soñar un poco más y hacernos reflexionar que hay más vida detrás de unas rejas. Porque las que no sueñan están muertas en vida, como aprendí en ‘el laberinto de la felicidad’. Que el dinero no es especialmente útil, que he tenido que ir muy lejos para valorar lo que tenía tan cerca. Que la risa es el disolvente universal de las preocupaciones y que para nacer, primero hay que morir. Que el miedo es el medio de conocer lo que estas buscando y enfrentarlo, encontrar tu tesoro.

Que nunca es tarde para ser lo que deberías haber sido. Que somos arquitectos de nuestro propio destino y que hoy es el primer día del resto de tu vida. Mi pregunta es ¿Qué quieres ser?…

Gracias Stefania, Antonio, y todos los que formáis este bonito rincón que nos alegra el alma.

I. P. módulo 10 club de la lectura 2012

*




Hace ya tiempo, en el periódico del Centro, hice un articulo agradeciendo y ensalzando la labor de los distintos voluntarios que, de vez en cuando, nos visitan y dan estimulos diversos que nos hacen que nuestro internamiento sea un poco más llevadero. Accion que en nombre de mis compañeros quiero agradecer profundamente.Entre estos, ya hace tiempo, vivnieron unos estudiantes de la Universidad con el fin de crear diversos club de lectura en varios módulos.En el módulo 13 constituimos uno de ellos y hemos realizado diversas y varias actividades.

Con respecto a la lectura los comentarios sobre determinados libros.

El primero fue «El alquimista», aunque yo personalmente lo conocía, pero volvi a leerlo pues había ciertos matices olvidados y me apetecía, me gustó el volver a recordar. Forma parte este relato de aquella serie de libros que estando la dictadura de Franco, con todo el significado oscurantista y de restricción de las libertades, entre ellas la del libre pensamiento, que los jóvenes de aquella época devoramos con ansiedad y curiosa alternativa al encorsetamiento obligado en que aquella dictadura nos tenía oprimidos.

Recuerdo otros libros, como uno que esta última semana nos han traido para leer, «El principito» que fue todo un pelotazo literario, con apariencia de ser un libro infantil, pero encerrando mucho más que todo eso.

Precisamente en este momento está comentando su impresión y dando un comentario sobre que no le ha gustado, yo creo que lo ha leído desde un prisma algo personal, y su opinión está dando lugar a un debate sobre diferentes puntos de vista.

Mi opinion sobre este libro, que ahora no he leido, pero lei en su tiempo, y conservo las cosas interesantes que saqué con su lectura.

En primer lugar cómo la fuerza más poderosa de la vida es la imaginacion, es decir, ir mas allá de lo que las imágenes nos muestran, incluso más alla del más allá; siendo la imaginacion una cualidad humana que está en su máximo esplendor durante la infancia. Pero la realidad ¿qué es? ésta se va haciendo cada vez mas limitada cuando la vida, la sociedad, las costumbres, las limitaciones, en fin, que la misma sociedad nos va obligando a aceptar y asumir, a algunos más que a otros, hace que vayamos perdiendo esa capacidad que el niño como el ácrata total tiene en su máximo valor y esplendor. Durante esos años yo, resumiendo en un apotegma clarificador reseñaria: «Solamente los niños entraran en el cielo»… ¿y qué es el cielo? ¿tal vez un estado de felicidad y conocimiento? ¿qué es el Amor? la pregunta del millón que sabios, filósofos, pensadores y la humanidad no ha conseguido resolver.

[…]

Pero de todos los conceptos, formas y sentimientos del amor que conozco, tengo la convicción que el más profundo, intenso y que tiene una infinita duración y la más abnegada consecuencia, es el que siente una madre hacia su hijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *